Reiki

¿Qué es el Reiki?

Rei significa Universo, en sánscrito, y Ki la Energía Vital de cada uno. El reiki es la canalización de la energía del universo a una persona a través de las manos. Es una ciencia curativa muy antigua que se usaba en el Antiguo Egipto y la India. Reapareció hace 150 años. Nace del Dr. Mikao Usui inspirado en las sanaciones que Jesús realizaba. Descubrió que todos teníamos el mismo don, solo había que conectar con él.

Naturalmente cuando tenemos alguna dolor ponemos nuestras manos sobre él. Estamos entregándole energía a nuestro cuerpo para que se sane más rápidamente haciendo circular mejor la energía en donde esta el dolor.

Más allá de nuestro cuerpo físico somos energía, y por lo tanto nuestro combustible tambien lo es. Entonces una forma de sanar y cuidar el cuerpo es entregándole energía positiva. Una de las formas de hacerlo es a través del Reiki.

La energía del Universo que es canalizada a través del Reiki es la más pura. Es la que conecta con el todo, todo lo creado y toda la vida en el planeta. No existe energía más pura que la vida del universo.

¿Para qué sirve el Reiki?

El Reiki es una disciplina utilizada para a aliviar diferentes síntomas y enfermedades. El Reiki ayuda a reestablecer el equilibrio del organismo llevando la energía universal a cada centro energético.

Es utilizada en pacientes con cáncer, en personas con depresión, en personas con diferentes dolencias. Puede ser utilizada en todo tipo de pacientes, no hay contra indicaciones, ya que es una energía pura y luminosa.

Al equilibrar cada centro energético, equilibra también el area de influencia que éste centro energético dirige. El Reiki nos ayuda a restablecer la confianza y la seguridad en la vida. Ayuda a generar mejores relaciones y más capacidad de disfrutar. Ayuda a reestablecer la confianza en uno mismo y soltar o limpiar emociones. Equilibra nuestro centro del corazón, permitiéndonos poder dar y recibir amor. Con el Reiki podemos conectarnos con nosotros mismos, con nuestro propósito y nuestro poder de acción en la tierra. Amplía nuestra intuición, abriendo canales de percepción que antes no sentíamos. Nos conecta con la energía universal y eso más grande que nos sostiene. Nos sirve para restablecer la conexión con nosotros mismos y encontrar nuestra propia paz.

¿Cómo se trabaja? ¿Cuánto dura una sesión?

El reiki se realiza con el paciente acostado y relajado.  La sesión dura 1 hora dentro de la cuál el que entrega el Reiki canaliza la energía a cada uno de los 7 principales centros energéticos de la persona. La cantidad de sesiones pueden ser 1 o varias, según sea necesario.